Balmaceda recalcó que la firma será prudente con el desarrollo de este nuevo modelo de negocios, por lo que de manera inicial, sólo estarán incluyendo el concepto en tres de los cinco proyectos que están por arrancar.

“El coworking inmobiliario, aunque ya ha sido probado en el mundo, es nuevo en México, por lo que inicialmente concentraremos 20% de nuestro portafolio de propiedades al coworking industrial”, señaló.

Asimismo, Rodolfo Balmaceda estimó que en un lapso de 24 a 36 meses estará estabilizada gran parte de los proyectos que desarrollarán con los recursos levantados el pasado mes de  junio. con la Oferta Pública Inicial en la Bolsa Mexicana de Valores –BMV-.

Fuente: Inmobiliare/ El Economista